• MIRAI 3D

Modelización e impresión 3D para cirugía hepática compleja


Dr. Miguel Ángel Ciavarelli, Dr. Ignacio Ciavarelli & Dr. M. Ciavarelli


Hospital Eva Perón - San Martín, Argentina



Beneficios

Definir con claridad los focos metastásicos

Reducir las complicaciones quirúrgicas

Evitar lesiones vasculares o biliares innecesarias

Dirigir y decidir el tratamiento oncológico con mayor precisión


Caso clínico

Un paciente masculino de 47 años se presentó con obstrucción intestinal. Al realizarle una TAC se descubrió la presencia de un tumor en íleon terminal, adenopatías regionales y metástasis hepáticas bilobares.


El paciente fue sometido de urgencia a una hemicolectomía derecha y resección de íleon terminal. La anatomía patológica dio un diagnóstico correspondiente a tumores neuroendócrinos.


En relación a las metástasis hepáticas, para evaluar la enfermedad locorregional y a distancia se solicitó RMN y PET-Galio. Los estudios muestran lesiones metastásicas en los segmentos II, III, IVb, V, VI y VII. El caso se planteó en el comité del sector de cirugía oncológica y hepato-bilio-pancreática y se decidió por el tratamiento quirúrgico de las mismas.


Modelo anatómico 3D

Tecnología FDM - Material: PLA

Resolución: 0.2 mm - Terminación: Múltiples colores


Diseño del plan quirúrgico y resultados


La estrategia quirúrgica fue realizar una cirugía hepática en dos tiempos:

  1. Metastectomías del lóbulo izquierdo y embolización de la rama derecha de la Vena Porta, buscando la hipertrofia del lóbulo. Todos los procedimientos fueron realizados sin complicaciones.

  2. A definir luego de los resultados de la primer etapa.

45 días después de la cirugía se adquirieron nuevas imágenes de RMN y TAC. A partir de las cuales se creó un modelo 3D digital y la impresión 3D del mismo.


Los modelos 3D permitieron ver con claridad tanto las anomalías diagnosticadas como los cambios anatómicos presentados en el paciente luego de la primer etapa de la intervención:

  • Mostraron una rotación antihoraria del pedículo biliar.

  • Disminución del tamaño de las lesiones metastásicas en el lóbulo derecho, con leve hipotrofia de dicho lóbulo.

  • Gran hipertrófia del lóbulo izquierdo, con ausencia total del flujo portal del lóbulo embolizado que evidencia la efectividad de la primera etapa del procedimiento.

  • Arteria hepática con sus ramas en correcto estado.

  • Volumen del lóbulo izquierdo: 176cm3, sin presencia de nuevas metástasis o metástasis remanentes hipertrofiadas.

Con toda esta información, los biomodelos ayudaron al equipo quirúrgico a dirigir y decidir el tratamiento oncológico con mayor precisión.


"Su utilidad superó ampliamente nuestras expectativas. Nos permitió crear la imagen tridimensional del hígado, ver los cambios anatómicos para elaborar la estrategia terapéutica quirúrgica futura y definir la conducta oncológica postoperatoria", comenta el Dr. Ignacio Ciavarelli en referencia a la utilización de modelos 3D.


Quizás puede interesarte: "Tumor hepático con modelos 3D: un GPS dentro del quirófano" para conocer cómo los modelos 3D permitieron guiar la cirugía del Dr. Nari, cirujano del Hospital Tránsito Cáceres de Allende (Córdoba, Argentina).

La planificación con modelos 3D es de real importancia en casos con tumores hepáticos debido a la complejidad vascular que el órgano en cuestión presenta y cómo esas estructuras se ven modificadas en un ambiente patológico. Permiten situar las lesiones en escala real y definir los volúmenes de los segmentos tanto sanos como de las zonas tumorales, ayudando a definir los tratamientos y tácticas quirúrgicas adecuadas.


Dado la buena experiencia con biomodelos 3D, el sector de cirugía oncológica y hepatobiliopancreática del Hospital Eva Perón, decidió incorporar dentro del conjunto de estudios prequirúrgicos a las reconstrucciones 3D; con el fin de mejorar las tácticas y disminuir la morbimortalidad de los pacientes.