• MIRAI 3D

Cardiopatías congénitas con y sin modelos 3D: ¿Qué podría haber sido diferente?

Dr. Jesús Garcia Pinzás


Instituto del Corazón - Jesús María, Perú


Beneficios

Mayor detalle de la anatomía

Medición exacta de la comunicación interventricular

Diseño del plan quirúrgico y toma de decisiones previo a la cirugía

Mayor seguridad

Reducción del tiempo de la intervención


Caso clínico

Paciente mujer de 2 años diagnosticada con doble salida del ventrículo derecho.


En los monitoreos de control, la paciente presentó signos y síntomas de hipoxemia: agitación, cianosis, cansancio al momento de alimentarse, con una saturación de oxigeno baja del 70%.


Las imágenes de ecografía y tomografía corroboran la anatomía anómala y muestran los flujos anormales a través de la gran comunicación interventricular y por las salidas de los grandes vasos. Además, muestran estenosis pulmonar severa con hipoplasia del anillo pulmonar.


Plan quirúrgico sin biomodelo y resultado en quirófano

Debido a la complejidad del caso clínico, el mismo fue discutido dentro de una junta médica de cirugía para evaluar la mejor estrategia para abordar la patología de la paciente. En base a lo debatido, se decidió realizar un tratamiento inicial correctivo biventricular con la posibilidad de colocar una prótesis valvada del ventrículo derecho hacia la arteria pulmonar.


Debido a los hallazgos intraoperatorios, el equipo quirúrgico decidió cambiar el plan original. Así, el nuevo abordaje para la paciente consistió en un tratamiento de manejo univentricular con la realización de una cirugía de Glenn en ese momento, completándose con una futura y pendiente cirugía de Fontan. Dejando la aorta con salida desde el ventrículo derecho y manteniendo intacta la comunicación interventricular.


¿Qué hubiera cambiado si el equipo quirúrgico hubiera contado con un modelo 3D para la planificación?


Los modelos 3D permiten dimensionar con mayor detalle las estructuras anómalas y las relaciones que hay entre ellas y las estructuras sanas. De ahí, que en casos como los de cardiopatías congénitas, donde las imágenes 2D dejan cierta incertidumbre, los biomodelos cumplen un rol fundamental.


El Dr. Pinzás, con conocimientos de la tecnología 3D, tiempo después de la intervención de la paciente consiguió una reconstrucción 3D de la patología.


Reflexionando acerca del caso, considera que tener un biomodelo previo a la cirugía hubiera ayudado a realizar una planificación más precisa y adecuada a la paciente. Con el modelo 3D, se podría haber visto la dimensión exacta de la comunicación interventricular y preoperatoriamente se hubiera decidido no cerrar la misma, pudiendo de ese modo, haber evitado tomar la decisión de cambiar el plan quirúrgico original dentro del quirófano. O incluso podría haberles permitido pensar en otra técnica de tratamiento. Consecuentemente, esto hubiera impactado también en una disminución del tiempo de cirugía.


La planificación 3D permite tomar decisiones con mayor seguridad, brindando tranquilidad al equipo quirúrgico y a los pacientes. Esto ha sido demostrado en un estudio científico (I. Valverde et al. 2017) donde muestra que en 19 de 40 casos los modelos 3D cambiaron la decisión quirúrgica de los pacientes a tratar. Dejando en claro, la importancia de una comprensión profunda del caso previo a la cirugía y que esto aumenta las probabilidades de éxito y de conseguir un tratamiento acertado para cada persona.

Quizás te interese: "Tecnología 3D para tomar decisiones en cardiopatías congénitas complejas", un caso del Dr. Norberto Berber donde los modelos 3D fueron de gran utilidad para evaluar las posibilidades de dos pacientes con cuadros clínicos complejos.